¡Ahhhh Las Buenas Amistades! – Great Friendships!

Prima, en vez de café ¿podemos tomarnos un té hoy?  Fijate que unos lindos amigos nos vinieron a visitar desde Canadá y me tomé una taza de café diaria en vez de una por semana. ¡Ya te imaginas! La cafeína no me está tratando bien, así que: té. Por unas semanas voy a tomar té.
IMG_3780

Ambas familias nos hemos propuesto a vivir sin deudas y ¡lo estamos logrando!

Hablando de visitas, te conté que nos mudamos a los EEUU a principios de este año, y si algo nos ha echo falta, son las amistades. Dios nos bendijo con excelentes amistades durante nuestros 10 años en Canadá. Nos apoyabamos los unos a los otros, nos reíamos, orabamos juntos, discutíamos la Palabra de Dios y su aplicación en toda área de nuestra vida, nos retabamos con nuevas formas de pensar, nos aguantabamos aquellas peculiaridades que todos tenemos en nuestra personalidad, pero más que todo, llegamos a ser como familia. Nuestras amistades nos siguen echando porras desde lejos, ¡pero sí que extrañamos verlos regularmente!
IMG_3702

Anduvimos de turistas con nuestra familia y amistades. ¡Nos encanta visitar museos porque aprendemos juntos!

El tener a nuestros amigos aquí fue como un vaso de agua al sediento. Volvimos a hacer todo lo que mencioné arriba. Lo lindo es que esta es una de las formas más eficientes para crecer espiritualmente. Por eso es importantísimo escoger a nuestras amistades. Debemos permitir que Dios nos muestre quienes van a ser nuestros amigos. ¿Qué podríamos lograr para el Reino de Dios y la humanidad con amigos que no sólo nos comprenden, sino también nos retan a seguir creciendo? Pero no olvidemos: así como necesitamos tener amigos, también necesitamos SER amigos. Dios nos está trayendo nuevas amistades y estamos listos para intencionalmente forjar esas amistades.
IMG_3783

El Domingo por la tarde nos encuentras con amigos, comiendo y jugando juntos.

Como toda relación que vale la pena, lleva tiempo, esfuerzo intencional, humildad y gracia. Humildad para reconocer cuando cometemos errores y tomar responsabilidad por nuestra parte, y gracia para reconocer que así como a veces nos pueden sacar de honda o irritar, nosotros también los irritamos a ellos. Pero vale la pena.
Y tú, ¿tienes amistades así? Te voy a ser franca… este no es un lujo, es una necesidad. ¿A quién has sentido que debes extenderle tu amistad? ¿Qué vas a hacer al respecto? Dios necesita canales por medio de los cuales va a bendecir a la humanidad. La amistad es el perfecto vehículo para que TÚ cambies la vida de alguien… y alguien cambie la tuya.
Sé que somos primas, porque Dios así lo dispuso. Pero sé que nuestra amistad está creciendo con cada conversación. Un gran abrazo, Prima, y hasta la próxima.

English Version

Hello Dahlin’! (Enter Southern belle accent) Would you mind terribly if we have tea instead of coffee this mohnin’? We’ve had our dear friends come and visit from Canada and I had a cup o’ coffee a day (rather than my usual one a week). Needless to say, Mr. Caffeine has not been good to me, so tea it is.
 
(Exit Southern Belle, enter Celina’s weird accent: a cross between Canadian, Guatemalan, & Southern U.S.) Speaking of company, I think I told you about how we moved to the U.S. at the beginning of this year. And if there’s something we miss it’s our friends. God blessed us with excellent friends during our 10 years in Canada. We supported each other, laughed & prayed together, discussed the Word of God and it’s application to every area of our life. We challenged each other with new ways of thinking, put up with each others peculiarities, but more than anything, we became family. Our friends still cheer us on from afar, but boy! do we ever miss hanging out regularly!
 
Having our friends here was like a glass of water to the thirsty. We got to do all the before mentioned stuff. But the great thing is, this is the best way to grow spiritually. And that is why it is oh-so-inportant to choose our friends. We need to allow God to show us who they’re going to be. Can you imagine what we could do for the Kingdom of God and humanity with friends that not only understand us, but also challenge us to keep growing? Ok, but let us not forget: as much as we need to have friends, we also need to BE friends. God is bringing Brad and I new friends and we’re ready to intentionally forge these friendships!
 
Like in any relationship that is worth our while, it takes time, intentionality, humility and grace. Humility to recognize when we make mistakes and to take responsibility for our part, and grace to understand that as people may irritate us, we’re probably irritating them. Grace is extended and received! And it is all worth it!
 
Now you. Yes, YOU! Do you have friendships like that? I’ll be frank (although my name is Celina), this is not a luxury, this is a necessity. To whom have you felt led to extend your hand in friendship? Whatcha gonna do about it? God needs channels through whom He can bless humanity, and Friendship is the perfect vehicle for YOU to change someone’s life… and for someone to change yours.
 
Cheers!

Hi! I'm Celina. Happily married to Brad and the blessed Mama of 6. The love Jesus has shown me has revolutionized my life so I passionately sing, write and chat with friends new and old about His Design for our lives. We have lived and ministered in 4 countries and love the adventure of faith God has us on!

  • Me gusta mucho lo que dices acerca de cultivar una amistad INTENCIONALMENTE. Siempre hay cosas urgentes que nos distraen de lo profundo y lo importante… yo pienso que Dios va poniéndonos en el camino justo a los ángeles que necesitamos en determinados momentos en forma de amigos, pero es nuestra tarea hacer que esos amigos se queden, que la amistad crezca, y para eso hay que permitirnos ser vulnerables, mostrarnos tal cual somos, admitir que estamos aprendiendo y enseñando al mismo tiempo… y dejarnos bendecir de esta cosecha mutua. La amistad (creo) es como una hortaliza: hay algunas plantas que te darán fruto con pocos cuidados, mientras que hay otras a las que estar pendientes a cada momento, pero al final, lo que siembres (y cuides!) cosecharás… o no. Gracias Cely, por haber marcado mi vida y seguirla marcando.

    • Marce, tú fuiste una de las personas que me enseñó precisamente lo que dijiste aquí. El permitirnos ser vulnerables y el admitir que no somos perfectos. Lo linda de una amistad es que al igual, ¡tu has marcado y sigues marcando mi vida! ¡Gracias por tu comentario!