El Desacuerdo: Ladrón

¡Ladrón! ¡Robo! ¡Sáquenlo de aquí! ¿Sabés que el desacuerdo te está robando? Te está robando paz, intimidad, salud emocional, energía, pero más que todo, le está robando dirección y propósito a tu matrimonio.
¡Buenos días, Prima! Salgamos a caminar ya que es temprano y no hay mucho calor todavía. Quiero que me enseñes tu vecindario. Preparé un jugo de zanahoria y manzana con hielo para que tengamos algo rico y saludable que tomar. ¿Lista?

Hemos hablado del Acuerdo, pero debemos conocer bien a nuestro enemigo: El Desacuerdo.

Muchos piensan que es imposible estar de acuerdo en todo aspecto. Cuando no están de acuerdo, se turnan… “a quién le toca ceder esta vez?” Cuando no pueden unirse para tomar una decisión simplemente dicen “bueno, esa es cuestión tuya, hay miras como le haces”.  O, “bueno, por mantener la paz, no voy a decir ni pío!” pero por dentro resienten la decisión del otro.
Pero quiero retarte a que veas al desacuerdo como un enemigo, un ladrón.  Hoy te voy a presentar la lección que le dio un giro de 180 grados a nuestro matrimonio. Digo presentar porque es un tema enorme, pero si quieres, ¡sigamos la conversación! ¡Déjame un comentario!
Te conté la última vez que Brad y yo discutíamos mucho cuando éramos recién casados. Hubiera sido más franca contigo… nos peleábamos mucho. (Puedes ver en los comentarios porqué quise aclarar). Cuando somos recién casados, estamos amalgamando dos mundos y creando unidad. Unidad de visión y propósito. La Biblia nos dice que ahora somos una sola persona.
 
Dios quiere que estemos de acuerdo porque Él sabe que ahí se nos hace disponible el poder dinámico para cumplir nuestro propósito como matrimonio y como familia. (Amos 3:3 y Mateo 18:20.)
Salmos 133:1 dice:
¡No hay nada más bello
ni más agradable
que ver a los hermanos
vivir juntos y en armonía!
¿Entonces cómo podemos entrar en desacuerdo? Fácil. Cuando interfiere nuestro orgullo nos peleamos.
Proverbios 13:10 dice que
El orgullo sólo genera contiendas,
   pero la sabiduría está con quienes oyen consejos.
10
Entonces, en vez de un ambiente tenso, ¡imagínate vivir en armonía constante, paz y unanimidad de visión y propósito! Y la próxima vez veremos cómo lograr este estado de acuerdo en tu matrimonio… te dejé colgando, pero creo que ya te dí mucho qué masticar por ahora! 🙂

Hi! I’m Celina. Happily married to Brad and the blessed Mama of 6. The love Jesus has shown me has revolutionized my life so I passionately sing, write and chat with friends new and old about His Design for our lives. We have lived and ministered in 4 countries and love the adventure of faith God has us on!