Interferencia en la Conección

Hola Prima! Mmmmm, ¡qué rico huele el cafe! Se me hace que lo acabas de moler, fresco para que nos tomemos una taza. ¡Más gourmet no existe!

Hoy voy a comenzar a tocar el tema de ¿Que hacer cuando nuestra familia quiere interferir en la crianza de nuestros hijos? Ya te imaginas que es un tema enorme y uno donde voy a trepar muy cuidadosamente… ya que mi familia va leer todo lo que escribo! jiji

Cada vez que veas * quiere decir que vamos a hablar más de ese tema después en más detalle, ¿Sí? Bueno, ¡al agua pato!

Cuando somos mamás por primera vez, todo es nuevo. No somos un fracaso andando, simplemente nunca hemos vivido esta nueva etapa de la vida y tenemos mucho que aprender. Si somos sabias leemos un montón en preparación y para educarnos continuamente, hacemos preguntas de otras madres (incluyendo la nuestra) que tienen más experiencia y tenemos una buena dosis de humildad entendiendo que no lo sabemos todo. Me encanta lo que dice una de mis hermanas: “Hemos decidido hacer XY por ahora, pero me reservo el derecho a cambiar de opinión.”

¿Sabes? Esta actitud te da la libertad necesaria para hacer lo que crees mejor por ahora y adaptarte conforme vas aprendiendo. También le comunica a tu familia que entiendes tu falta de experiencia, pero que quieres probar algo nuevo. *

Te cuento que con nuestra primera bebé, hicimos muchas cosas que nuestras madres no hicieron con nosotros. Cosas que para mi familia y la familia de mi esposo eran raras. Por ejemplo: Comenzamos a acondicionar a los bebés a usar el baño desde que tienen 15 días de edad. (No estoy hablando de Potty Training, sólo acostumbrarlos).* También los 6 meses de edad, les enseñamos el significado de la palabra “NO” y comenzamos entrenamiento en dominio propio.* Estas sólo son dos áreas, pero ya te imaginas las miradas de incredulidad, y ni hablemos de los comentarios! (Después te contaré el éxito que tuvimos en estas áreas y cómo eso ayudó a ganarme a mi familia.)

Para una mamá nueva, esto nos puede intimidar, hacernos sentir inseguras, o enojar. Creo que es parte del proceso de aprendizaje para todos! También nos ayuda a determinar qué batallas valen la pena.* Enrome tema. Enorme.

Creo que si hacemos lo que nuestros padres hicieron con nosotros, los validamos. Pero si hacemos algo diferente que hemos leído y pensado por mucho tiempo, nuestra familia se siente confrontada con la pregunta “¿Hice lo correcto?”. Este no siempre es el caso, pero si sí lo es, podemos asegurarles de que estamos probando algo nuevo, no por falta de apreciación por lo que ellos hicieron con nosotros, sino porque queremos intentar algo diferente.

Es importante ser objetivas y reconocer que nuestra familia nos ama, quiere lo mejor para nosotros, sí tienen buenas cosas que añadir, pero al final del día, nosotros somos los responsables por nuestros hijos y por la educación que les damos. Cuando mis hijos tengan a sus hijos, mi deseo es que alcancen alturas que yo no alcancé. Y si hicimos bien nuestro trabajo con ellos, van a descubrir nuevos y mejores métodos en toda área de la vida.

Bueno, te dejé mucho que masticar por hoy. Seguimos con el mismo tema en unos días, ¿Sale?

Hi! I’m Celina. Happily married to Brad and the blessed Mama of 6. The love Jesus has shown me has revolutionized my life so I passionately sing, write and chat with friends new and old about His Design for our lives. We have lived and ministered in 4 countries and love the adventure of faith God has us on!