La Cuestión del Género 2a Parte

Cómo Hablarle a los Hijos Pequeños

¡Hola! ¡Qué gusto verte de nuevo! La vez pasada, Brad habló acerca de la Cuestión del Género que ha estado surgiendo en varios países. Uno de nuestros lectores preguntó: “Bien… me parece muy bueno todo esto, pero cómo le explico estas cosas a mis hijos chicos?”

En situaciones como esta, me gusta preguntar: “¿Qué hace Dios con nosotros, sus hijos, en situaciones similares?”

Vivimos en este mundo, pero no somos de este mundo, y por tanto, siempre habrán corrientes culturales contrarias a lo que nuestro Papá Dios nos enseña. Similarmente, nuestros hijos viven esa realidad todos los días!

Creo que Papá Dios hace lo siguiente:

– Nos recuerda de nuestra identidad en Él. Que Él nos creó, que Él nos ama incondicionalmente, y que Él tiene un propósito para nuestra vida. Si me siento segura en quien soy en Él, seré estable.
– Nos recuerda que porque somos de Él, seremos diferentes que los que no le conocen.
– Nos recuerda lo que Él piensa (i.e. cuál es Su voluntad) acerca de dicha situación en Su Palabra, la cual nunca cambia, pues es la autoridad más alta. El mundo no cree en una verdad absoluta y por eso se dejan llevar por una variedad de opiniones y filosofías que tienen como su centro la voluntad del hombre.

Nunca es muy temprano hablarles la verdad a nuestros hijos.

Nunca es muy temprano hablarles la verdad a nuestros hijos.

Pienso que con todo el adoctrinamiento que sucede en las escuelas, etc. debemos hablar cándidamente con nuestros hijos ANTES de que lo oigan en otro lado. Si lo oyen de papá y mamá primero, todo lo demás lo compararán con la autoridad ya establecida en su corazón. Si eso no es posible, porque ya lo oyeron en otra parte, tomémonos el tiempo para conversar y llegar a entender las preguntas que surgen en sus mentes, y poco a poco asegurémosles de acuerdo a los puntos que mencioné arriba.

Recuerdo hace unos años que mis hijas y yo fuimos a una actividad donde ibamos a aprender una manualidad. Habían varias damas ahí, y todas nos estaban ayudando. Una mujer en particular comenzó a hablar de su boda, y que ella y su esposa (sí, dije esposA) vivían cerca, etc. Pues en camino a casa esa noche, tuve que explicarle a mis hijas, quienes en ese entonces tenían 6 y 8 años, que la gente que no son discípulos de Jesús viven muy diferentemente. Que aunque nosotros sabemos la verdad tal y como lo dice en la Biblia, muchos no la saben, o la rechazan. Les recordé que en el principio, Dios le dio una esposa a Adán y que la voluntad de Dios es que nuestros matrimonios sean una imagen de Cristo y su Iglesia, la cual es su Novia.

Yo tuve que abrir los ojos y reconocer que por el adoctrinamiento que ha recibido esa generación, mucha gente está muy confundida y simplemente NO CONOCEN la verdad, pues se les ha dicho que hagan lo que quieran en todo aspecto, y que si les gusta, que eso los justifica en sus decisiones. Este no siempre es el caso, hay gente que de forma militante está procurando avanzar su agenda anti-familiar, anti-cristiana, anti-bíblica, etc. Pero Dios nos dará discernimiento de cómo confrontar una situación, siempre con Su Palabra y Su amor.

En conclusión, es importante que nosotros seamos los que le introducimos estos conflictos a nuestros hijos desde muy chicos. Somos los guardianes de sus corazones y mentes y es nuestra responsabilidad volverles su atención a Dios y a Su Palabra. En cuestiones de género, la conversación bíblica con nuestros hijos es urgente.

¡Gracias por estar con nosotros! Te invito a que dejes comentarios. ¡Hasta la próxima!

Hi! I'm Celina. Happily married to Brad and the blessed Mama of 6. The love Jesus has shown me has revolutionized my life so I passionately sing, write and chat with friends new and old about His Design for our lives. We have lived and ministered in 4 countries and love the adventure of faith God has us on!