La Prueba Del Sabor

Hoy, con nuestra taza de café ¿nos podemos comer un chocolate? No cualquier chocolate… uno de los más finos, artesanales, hechos de los mejores ingredientes que este mundo nos puede ofrecer?

Tú sabes que hay críticos contratados por compañías que hacen la Prueba del Sabor con los nuevos productos, ¿verdad? Yo me apunto para la chocolatería, ¿y tú?

Básicamente estas personas pueden degustar de algo y determinar si el producto es de buena calidad, si el proceso de producción fue un éxito, si los ingredientes fueron buenos y si la fórmula necesita cambios.

Cuando somos padres de familia, todo lo que hacemos en nuestro hogar: la cultura que establecemos y la educación que inculcamos, todo es parte del proceso de producción. Y si te das cuenta, todos somos como los críticos que hacemos la Prueba del Sabor. Hay niños que me dejan mal sabor en la boca, pero sólo son producto de su hogar. Hay niños que me endulzan la vida, y ellos también son producto de su hogar. Platicaremos más después de los ingredientes que debemos tener para que nuestros hijos le enriquezcan la vida al prójimo.

Cuando estamos “ingeniando la fórmula”, muchos no van a estar de acuerdo, pero con el tiempo, todos haremos la Prueba del Sabor.

Ahora, si se trata de pacha VS pecho*, comidita hecha en casa VS comprada*, productos orgánicos VS no-orgánicos*, tu opinión es importante, pero estos son temas periféricos. Si se trata de cómo educar académicamente a tus hijos*, la doctrina teológica que les vas a enseñar*, las influencias que vas a permitir*, y el estándar que tendrás de respeto, trabajo, trato del prójimo, etc. * estos temas son el corazón de tu familia y deben ser cuidadosamente estudiados y decididos en acuerdo como marido y mujer; comunicados y ejecutados con gracia y humildad.

No todos van a comprender nuestro camino, o la fórmula que estamos ingeniando, pues estamos en proceso. Es Dios el que nos está llevando en este camino e iluminándonos en Su Palabra las respuestas a estos temas.*

¿Otro chocolate? Hasta la próxima, Prima.

Hi! I’m Celina. Happily married to Brad and the blessed Mama of 6. The love Jesus has shown me has revolutionized my life so I passionately sing, write and chat with friends new and old about His Design for our lives. We have lived and ministered in 4 countries and love the adventure of faith God has us on!