Un Pasito Pa Delante, Un Pasito Pa Trás

Sigamos platicando de la pregunta“¿Qúe hago cuando mi familia quiere interferir en la crianza de mis hijos?”. 

En los últimos 10 años, desde que soy mamá, mi familia y yo hemos tenido la oportunidad de fortalecer nuestra relación y amistad. Qué lindo, ¿verdad? ¿No es esto algo que todos deseamos? Parece un sueño…

¿Sabes? El producto ha sido fenomenal, pero el proceso es intenso y lleva un buen de trabajo. Arduo trabajo. Cuando hablamos de querer establecer pautas en nuestra relación con la familia, tales como “Yo soy la autoridad en la vida de mis hijos”, “Por favor no boten lo que estamos estableciendo”, “Tenemos reglas de conducta como pareja que queremos inculcar en nuestros hijos”, “Voy a intentar algo nuevo en esta área con mis hijos”, estamos hablando de dinámicas relacionales. Dinámicas tales como el mutuo respeto, amor al prójimo, el perdón, y humildad. Y todo esto basado en una visión familiar.*

Ufffff. Hace 10 años, pensé que con una conversación lo podía establecer todo. Es más, les compré a las dos abuelas los libros que iba a implementar en la crianza de mis hijos. Como quien dice: “Lean esto porfavor, es el reglamento de nuestra familia. Si hacen lo que está en ese libro, todos nos vamos a llevar bien.” ¡Já! ¡Imagínate! Hasta hoy en día no sé si las abuelitas leyeron los libros, pero lo que sí sé es que eso no funcionó – no es la manera!

Ahora veo que la relación con nuestra familia es dinámica y viva. Es algo que sigue marchando para adelante o para atrás, pero nunca es estática. ¡Esta conversación con nuestra familia no termina! Recordemos que estamos edificando algo para la vida y para la vida de nuestra decendencia, no solo tratando de componer algo de inmediato.

Bueno, Prima linda, no sabés qué gusto me da poder compartir estas cosas contigo. Platiquemos! Dime si te está ayudando nuestra conversación, y cuéntame si quieres que aclare algún punto. ¡Hasta la próxima!

Hi! I’m Celina. Happily married to Brad and the blessed Mama of 6. The love Jesus has shown me has revolutionized my life so I passionately sing, write and chat with friends new and old about His Design for our lives. We have lived and ministered in 4 countries and love the adventure of faith God has us on!

  • Susana Arroyave

    Yo soy una de las Abuelitas a quien se le regalo el libro..SI LO LEI pero no entendí nada..empecé a ver lo que decía el libro poco a poco conforme hiban ustedes desarrollando la educación de los nenes…Si, ha habido mucha humildad y disculpas de mi parte…esto es tan nuevo que ni se si ustedes los papas de mis NIETECITOS también viven momentos de humildad y disculpas.
    El punto al cual yo llego cada vez que los papas ponen cosas nuevas es…:bueno se trata del bienestar de los nietecitos no de mi comodidad…: eso me ayuda a aceptar y caminar con la forma en que los están preparando para la vida.
    Abue( Susana)

    • Mami, ¡qué gusto ver su comentario! Todos necesitamos escuchar su punto de vista. Creo que al principio, nos enfocamos en querer comprobar que sí podemos ser buenos papás y ni pensamos en la humildad. Pero conforme pasa el tiempo y aprendemos a evaluar el desarrollo, como Ud. mencionó, y a mejorar nuestras formas, ¡también debemos mejorar la dosis de humildad! Gracias por leer el libro hace tanto tiempo. Sería bueno que platiquemos al respecto, ya que la filosofía bíblica presentada ahí es la que seguimos adoptando. Y ahora que la ha visto en vivo y a todo color, podemos platicar a un nivel más alto.

      • Susana Arroyave

        Excelente comunicación entre las dos hoy en día.
        Gracias por entender com pienso y como me siento con el método nuevo.

        • ¡De eso se trata! De escucharnos, entendernos y seguir platicando. Toda historia tiene 3 lados: el mío, el suyo y la realidad. ¡Gracias por comentar!